INICIO EL SHIATSU AGENDA CURSOS ACTUALIDAD FOTOS VIDEOS CONTACTA
VOLVER AL LISTADO
Curso Básico Profesional de Sotai
El Sotai es un método curativo suave, relajante y fácil de realizar en cualquier sitio, sin recurrir al uso de ningún aparato. Practicando el Sotai a diario, se puede recuperar un correcto alineamiento de la columna vertebral y alcanzar un estado óptimo de salud física y mental.
So: arreglar 操 Tai: cuerpo 体 Ho: método 法

Este curso está promovido por el Instituto Profesional de SOTAI. A diferencia de cualquier Curso Básico, esta formación pretende ser la base sobre la cual se pueda desarrollar una Formación Profesional, que permita ejercer como terapeuta en esta disciplina: bien como complemento de otras terapias o bien de forma exclusiva.

                                               


¿Qué es el Sotai? 

So: arreglar   操    Tai: cuerpo    体    Ho: método 法

Algunos ejercicios  del  Sotai se pueden practicar solos (auto-Sotai). No obstante, es preciso aprenderlos primero  con  terapeutas profesionales quienes explican detalles indispensables para que los ejercicios sean efectivos, guiando el cuerpo de los pacientes hacia los movimientos específicos del Sotai 

                                                                     


¿Para qué sirve el Sotai?

El Sotai, gracias a su tratamiento holístico, puede tener efectos beneficiosos en diversas molestias tales como:

  • Dolor de espalda, cuello, hombro, ciática, migraña, dolor menstrual, síntomas de menopausia, lesiones de deporte, dolor post-operatorio, asma, trastornos emocionales, estrés, ansiedad, ect.

Concepto del  Sotai:

El Sotai se basa en la teoría filosófica de Keizo Hashimoto (médico, acupuntor, 1897-1993) quien consideró el cuerpo humano como una gran arquitectura dinámica (arquitectura móvil) cuyo funcionamiento no tiene fallos cuando se siguen normas de vida saludables. En el Sotai, esas normas se refieren a los  siguientes aspectos: respiración, alimentación, movimiento y pensamiento.
La fluidez de la  dinámica estructural es la clave para mantener la salud. Cuando se pierde esta fluidez, pueden aparecer síntomas ambiguos como molestias o dolores sordos que, por leves que sean, pueden alterar el conjunto de nuestra arquitectura corporal. Y en muchas ocasiones, la causa no se determina en la consulta médica.
El Dr. Hashimoto denominó este acto intuitivo “evadirse del dolor para reparar la lesión”.
En el Sotai, se considera que el movimiento hacia la dirección  “más agradable”, opuesto a la dirección que provoca dolor, es “curativo”. Por este motivo, como depende de la percepción de cada persona, se trata de una cuestión de sensibilidad individual. En ello radica la complejidad de esta terapia, que conlleva aspectos subjetivos.

                                                                                                                                          “No hay fallos  en la arquitectura de nuestro cuerpo
                                                                                                                                                                                          (Hashimoto, 1978)

VOLVER AL LISTADO
Diseño web Málaga: RED Creativos